De pronto, toda mi habitación se ilumina. Ya son las 7:00 a.m. En Ecuador a esa hora ya hace un sol de justicia, como si fueran las 10:00 a.m. en España. No diré que me levanto por las mañanas con júbilo y con mucha espiritualidad. Todo lo contrario. Escucho el sonido de los coches al pasar por la calle, el bullicio de la calle, a ratos agradable, otras veces no tanto. Como la vida.

Ya comienzo a estirarme por la mañana, y pienso en un café delicioso. Mi humanidad aún no ha llegado, tengo que ir hacia ella, y el café en cafetera italiana me ayuda para ese propósito. Así es como comienza mi práctica de meditación Mindfulness. El propósito de este post no es hablarte de mí, sino explicarte como creé mi rutina y hábito para meditar.

¿Mi mejor horario? Por la mañana, sin duda, justo al levantarme, nada de hacer trampas y ponerme a hacer alguna actividad ya que sino comienzo a analizar, planificar y postergar la práctica. La mañana es el mejor horario ya que tengo una actitud más contemplativa y de atención.

Normalmente hago 15 minutos de meditación mindfulness de los pensamientos, otros días puedo optar a mindfulness de las emociones de 30 minutos. Al terminar, me gusta leer algún extracto de mis libros preferidos, alguna frase en relación a la práctica. Después de ahí, ya me humanizo. Comienza mi día.

Te habrás dado cuenta que hablo de un factor fundamental: crear un hábito. Es una frase muy utilizada y suena obvia, pero precisamente por sonar obvia la obviamos, cuando es fundamental.

Cada uno debe de darle su estilo, pero es importante comenzar algo y terminarlo. También es importante que si realizas meditación mindfulness hayas sido formado previamente, que sepas qué estás haciendo y de la manera en que lo haces. ¿La buena noticia? Que no es nada difícil meditar; una vez tengas unos conceptos básicos en mente.

capture-20170223-183024

¿Para qué meditas? ¿Qué es lo que necesitas? ¿Qué deseas lograr? Puede que te interese manejar la ira, reducir el restrés o tener una relación nueva con tu presente. Independientemente que Mindfulness sea adecuado o no para tus búsquedas, pregúntate para qué has acudido a esta práctica.

Estas preguntas son importantes en la medida en si estás buscando relajarte, o tomarte un “ansiolítico espiritual“. Mindfulness no es en sí mismo una técnica relajación, aunque se obtenga como ello relajación. por eso, crear sonidos musicales no es lo adecuado, por ejemplo.

💡 Ponlo en práctica: algunas ideas que te pueden ayudar para crear un hábito.

capture-20170223-184741

favicon Elige un momento del día para practicar meditación, e intenta mantenerlo en la medida de lo posible. No valen excusas de que estás de viaje, te has cambiado de casa, etc… ¿El mejor momento? Por la mañana. También te diría por la noche, pero no es mi caso por ejemplo, suelo quedarme adormilado.

favicon Trata de elegir el mismo lugar siempre que puedas. Crea tu rincón para meditar. Procura que ese sitio no esté lleno de distracciones o que entre o salga gente. Al principio puede ser complicado si la gente no sabe que ese es tu lugar. Puedes poner un cartel de “privado” o “no entrar en los próximos 15 minutos”. Si tu familia ya saben que ese es tu lugar no te molestarán 😉

favicon No estés esperando a tener ganas de meditar. Puede que un día tengas muchas ganas, otro día ninguna. Lo importante es meditar igualmente, de hecho es más fructífero cuando no tienes ganas y explorar esa sensación.

favicon Trata de no buscar excusas del tipo: “Es que no tengo tiempo” “hace mucho frío”, “mucho calor”, “en esta casa no se puede meditar siempre hay ruido”. Si solo tienes un minuto, puedes practicar la meditación de un minuto y luego  prestar Atención Plena durante el día. Sí, al final las excusas nos alejan de meditar.

favicon Si puedes practicar en grupo, mucho mejor. Eso ayuda a crear el hábito ya que no estás solo/a y no te puedes “escapar”

favicon Procura leer libros o documentos que te ayuden a reforzar lo que estás haciendo. Recuerda aquel texto que leíste y te llenó, y procura tenerlo presente para que te ayude también a crear la rutina de meditar.

favicon Valora los avances que se van desarrollando y modifica aquellos que crees que son una barrera a la hora de meditar.

favicon Acude a programas de meditación que te ayuden a comprender y a desarrollar tales rutinas. Trata de buscar algún lugar de calidad y certificado. Si vives en España te puedo recomendar buenos lugares ya que me formé allí. Ahora vivo en Guayaquil, Ecuador, si estás por aquí, puedes acudir a nuestros programas de reducción de estrés basados en Minddfulness.

📚Idea Clave

Por último, y no menos importante, sé amable contigo y no te critiques si no meditas bien (no existe ese concepto de meditar mal, por cierto) o no creas una rutina. Trata de explorar por qué no creas ese hábito, pero no lo hagas desde la crítica, sino desde la apertura de comprender las razones, con una actitud de amabilidad hacia ti.

Precisamente de esto habla Mindfulness 😉 ¡Suerte!

Anuncios

About the Author Airam Vadillo

📂Psicólogo en Acción Humanitaria. Ahora en Ramtha, frontera jordano-siria con Médicos Sin Fronteras. Soy alérgico a las mentiras, especialmente a las mías. • airam@uma.es 📍Mis opiniones son personales y no reflejan necesariamente la opinión de la organización en la que trabajo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s