Existen tantas formas de entender San Valentín como personas habitan el planeta. Todos sentimos amor hacia alguien y hay muchas maneras de demostrarlo. A veces, nuestra pareja nos pide formas de expresar amor que nosotros no sabemos demostrar, o bien mostramos nuestra manera de amar que nuestra pareja no necesita. ¡Qué lío! ¿verdad?

Y es que el amor es así: complicado, difícil de entender y, sobre todo, enigmático. Pero ya sabes, merece la pena. Por eso, a veces San Valentín puede ser el día perfecto -espero que sea tu caso- o puede deteriorar relaciones, como indica este estudio. Todo depende de nuestras expectativas.

¿Se habrá esforzado, me conoce, lo ha preparado con tiempo?

Nos guste o no, San Valentín suele potenciar aquellos mitos del amor romántico, ese ideal de media naranja, entre otros. Este artículo descansa inevitablemente en algunos de esos mitos, pero tratando de ser prácticos para que, al menos, no sea un día de discusiones y conflicto con tu pareja.

couple-1845334_1920

Se acerca el día consumista calculado con precisión, el día en que las calles se visten de rojo y todo el mundo se desvive por demostrar amor.  Quizás llevas semanas queriendo demostrarle tu amor, o bien te supone un día más. Si estás soltera o soltero, no te preocupes, este artículo te puede ayudar a encajar ideas.

A continuación dejo una serie de preguntas que te deberías de preguntar:

1. ¿Estás planificando o improvisando?

capture-20170210-204037

No digo que improvisar sea malo, en absoluto. Puede que en el último momento tengas la idea definitiva y des la mejor sorpresa a tu pareja. Que tu San Valentín quede para siempre en vuestro recuerdo. Pero supongo que ya sabes lo que te voy a decir: improvisar tiene sus riesgos, te puede salir mal. Tú mejor que nadie te conoces, evalúa qué opción es la mejor, pero que no te ocurra lo siguiente:

 No conoce lo que me gusta, lo ha improvisado y no se preocupa por mí…

2. ¿Cuando te diriges a comprar el regalo surge de forma natural, o te sientes obligado?

Quizá no quieres quedar mal y eso te empuja a comprar. Claro, igual preferirías estar en el sofá tirado, pero la presión social te indica que tienes que comprar algo a tu novio/a. Pregúntate lo siguiente:

Muy importante preguntarse el significado real del regalo, y si este sale de manera natural y espontánea, o bien hay una presión de por medio. No es lo mismo ir a una tienda con una sonrisa en tu cara, porque te hace ilusión y sabes que te sale del corazón, que ir a la tienda “forzado” porque necesitas mostrarle tu amor a través de regalos. Pregúntate: ¿Mis regalos son una forma de demostrarle amor?

Normalmente la pareja encuentra el regalo como un símbolo de atención y cuidado

3. ¿Esperas algo a cambio?

capture-20170210-204220

Pregúntate si al realizar el regalo, estás esperando, de manera consciente o inconsciente, recibir algo a cambio. Sé honesto y pregúntate: ¿Estoy esperando retribución por parte de mi pareja?

Los verdaderos regalos descansan en el lugar en que no deseamos nada a cambio, más a allá de la satisfacción de haber hecho una buena acción y que nuestro amor sepa valorarlo. Que nuestro regalo de vuelta sea de mucho más valor o menos no debería ser un impedimento para disfrutar de nuestro acto 🙂

4.¿Quieres el San Valentín perfecto y eso te causa estrés?

Pregúntate si la manera que tenéis de celebrarlo es una forma de demostrar que os queréis mucho y te hace caer en el perfeccionismo. Puedes estar cargándote de presión para que salga perfecto.

Eso, lejos de permitirte disfrutar -porque te lo mereces- te deja en un círculo de estrés que no permite, precisamente, disfrutar del día señalado. Del mismo modo, esa presión fruto de querer demostrar todo el amor, te puede llevar a tener niveles de ansiedad solo por imaginar que no estás a la altura o que no sale según lo planeado

5.¿Estás dispuesto a fingir que te gustó el regalo o vas a ser sincera/o?

capture-20170210-204251

Es una pregunta clave. En realidad es una pregunta que te puedes hacer en cualquier fecha señalada, en la que se espera dar y recibir regalos. Solo tú tienes potestad para responderla, en base a tus valores:

¿Te compensa fingir para no causar dolor, o deseas ser sincero?

Esa decisión es solo tuya, pero piénsalo antes de que vea en tu expresión que dices una cosa y tu cara otra 😉

6.¿Sabes realmente lo que tu pareja quiere o necesita, o estás pensando en lo que a ti te gusta que tenga?

Puede que tu quieras pasar un fin de semana en la montaña, pero tu pareja quiere una cena romántica en la ciudad.

¿Hasta qué punto has planteado los gustos de tu pareja en base a tus gustos personales?

7.Último punto y más importante: ¿has hablado todos estos puntos con tu pareja?

Te animo a que te sientes con tu pareja y los leáis. Seguro que os vais a reír un poco al reconocer en algunos puntos y sentiros identificados en algunos puntos.

💡Ejercicios: Házlo tú mismo

couple-1867703_1920

📚Habla con tu pareja y averiguad si estáis en el mismo punto. Tomad una hoja y bolígrafo, o bien el laptop y un archivo .doc  y comentad cada punto de este artículo. Vale reír o ponerse serio, lo importante: la comunicación

📚Ajustad expectativas, pregúntale: ¿qué espero de ti? ¿qué esperas de mí? Díselo antes de San Valentín, claro. Puedes mirarle a los ojos y decirle cuáles son tus expectativas del 14 de febrero y sobre todo, que es lo que no esperas. Este punto es importante porque comprendemos qué cosas esperar de la otra persona, para así evitar malos entendidos.

📚Descubrid si sois más de fechas creadas por la sociedad o apostáis por vuestras fechas. En mi caso, por ejemplo, recuerdo mejor el día que comencé mi relación, la fecha que me gradué o cuando creé la página que lees, pero eso no quiere decir que sea tu caso. Podéis celebrar ambos o ninguno.

Lo importante: no juzguéis, dejad claras vuestras preferencias y tratar de llegar a un punto en común.

📚 El diálogo, como siempre, es la clave. ¿Podéis llegar a un acuerdo? ¿Puede ceder una de las partes? No se trata de tener un San Valentín idílico, como en las películas paseando por Central Park de New York y todos los filtros de instagram. Tampoco se trata de estar tirado en el sofá viendo noticieros. ¿Podéis llegar a un acuerdo en el que los dos restéis a gusto? Seguro que sí.

couple-955926_1280

Los profesionales en la psicología siempre decimos algo que, aunque suene obvio, se tiende a obviar: lo importante es la comunicación, el diálogo, el ajuste de expectativas y llegar a acuerdos que os hagan sentir cómodo y alcanzar una relación positiva.

El resto ya saben, disfrutar de la manera que elijan y que se merezcan.

PD: Si estás soltero o soltera, puedes compartir el post, siempre le podrá ser útil a alguien, y, sobre todo, nunca se sabe cuando dejarás la soltería 😉


Síguenos silver silver2 silver3 silver6  🗞

¹Caprariello, P. (2015). Holidays As a Catalyst For Relationship Deterioration: an Examination of the Micro-Level Gift-Giving Processes in Dyads. NA-Advances in Consumer Research Volume 43.

²El texto utiliza el masculino para referirse en común al género femenino y masculino, con el objetivo pragmático de conseguir  textos más cortos sin ninguna intención discriminatoria.

Fotografías: pixabay (nº2 y 4) y gettyimages (nº1, 3, 5, 6, 7) todas libres de derechos

About the Author Airam Vadillo

📂Psicólogo en Acción Humanitaria. Ahora en Ramtha, frontera jordano-siria con Médicos Sin Fronteras. Soy alérgico a las mentiras, especialmente a las mías. • airam@uma.es 📍Mis opiniones son personales y no reflejan necesariamente la opinión de la organización en la que trabajo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s